¿Soñador o Emprendedor? Es Tiempo de Actuar

0 120
Anuncio

Cómo pasar de ser un Soñador a ser un Emprendedor

Sientes que eres un soñador, con muchas ideas de emprendimiento, pero tal vez te has quedado simplemente en tus sueños.

La mayoría de los emprendedores comenzaron siendo soñadores, con grandes ideas en sus mentes.

Pero en este paso es en donde la mayoría de los emprendedores se quedan atorados.

De allí la urgencia de no quedarte con tus ideas y sueños en tu mente, necesitas tomar la decisión de actuar.

Ser alguien que actúa no es necesariamente mejor que ser un soñador, necesitas ambos para tener éxito.

Es tiempo que tu soñador interno tome un descanso y comiences a poner en práctica todo eso que tienes pensado.

Aquí hay algunos métodos rápidos y fáciles para comenzar a actuar:

  1. Fíjate límites de fecha para comenzar o terminar un trabajo.

Elige una fecha de entrega para tener listo tu trabajo o programa algunos límites.

Por ejemplo, si estás escribiendo, plantéate dos capítulos al terminar el mes. Este enfoque funciona para cualquier meta.

  1. Balancea las necesidades con los deseos.

Cada vez que decidas que necesitas hacer algo, escribe una lista de los pasos que debes tomar para lograrlo.

Esto puede ser ahorrar cierta cantidad de dinero para un evento especial.

Tal vez tengas que limitarte en tus gastos acostumbrados y dejar algunas cosas que te gustan.

Pero, cuando te des cuenta, tendrás ahorrado para iniciar tu negocio al tiempo señalado.

Soñador o emprendedor

  1. Rodéate de gente que actúe.

Los soñadores se retroalimentan unos a otros, pero si te rodeas de gente que actúa te puedes inspirar más.

Anuncio

Los más firmes no se apresurarán a satisfacer tus tendencias de soñador y querrán saber cuál es tu plan.

  1. Deja de hacer lo que no funciona.

¿Qué puedes hacer si te quedas atrapado ahí?

¿Has estado soñando con algo pero tus intentos no te han dado resultados positivos?

Entonces, es tiempo de detenerte, reevaluar, descubrir qué estuvo mal e intentar un nuevo enfoque.

Nunca llegarás a algún lado cometiendo los mismos errores una y otra vez.

  1. Asume que todo tomará más tiempo y costará más.

Una de las cosas malas de ser un soñador es que pensamos que todo será muy fácil en esta etapa.

Sin embargo, las cosas tienden a tomar más dinero y tiempo de lo que imaginas.

Cuando escribas tu plan de acción, aumenta el tiempo y dinero que te tomará un 10 por ciento.

Lo peor que puede pasar es que tengas éxito y te quede un poco de dinero y tiempo.

¡No dejes de soñar!

De tus sueños provienen tu creatividad e inspiración, sin embargo, al hacerlo, toma la decisión de comenzar a actuar.

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.