No me gusta mi trabajo ¿Qué hago?

0 65

 

«No me gusta mi trabajo» Muchas personas se encuentran en esta misma situación, si eres una de ellas te queremos ayudar.

No te gusta tu trabajo para nada y has perdido toda la motivación.

Una solución fácil podría ser que renuncies a tu empleo, pero debemos estar conscientes de que la situación actual en mundo es que muchas personas están sin empleo ahora mismo.

Lo primero que debes hacer es dar gracias de que tú no eres una de ellas.

Sin embargo es atendible que si no te gusta lo que estás haciendo has de sentirte muy mal, por eso aquí tienes una serie de consejos para que puedas encarar mejor el momento.

  1. No te eches la culpa. Asume la responsabilidad.

 

No es lo mismo culparte por la situación que estás atravesando que asumir tu responsabilidad.

Algo tendrás tú que ver en las circunstancias que te han llevado a trabajar en lo que estás trabajando.

  • Quizás no estudiaste una carrera.
  • No escogiste la opción adecuada.
  • En su momento no pensaste en tu futuro y solo hiciste lo que te apetecía en ese momento.

Todos cometemos errores, pero eso no significa que eres un fracaso o que pasarás el resto de tu vida insatisfecho con el trabajo que desempeñas.

Piensa qué puedes hacer para cambiar tu situación laboral. Hazte las siguientes preguntas

¿Quieres cambiar de trabajo?

¿Puedes permitírtelo?

¿Qué opciones tienes?

¿Qué puedes hacer para cambiar tu situación?2

  1. Deja de soñar despierto.

Ya sabemos que te encantaría tener el trabajo perfecto que tienes en tus sueños.

Sin embargo si solo piensas en ello te sentirás más frustrado en medio de tu actual empleo.

Deja de soñar con tu trabajo ideal y empieza a valorar lo que tienes.

A miles de personas les encantaría tener tu trabajo y están pasándolo fatal para sacar adelante a sus familias.

  1. Desahógate.

Simplemente busca a alguien de tu confianza  que te quiera y te valore y que quiera darte parte de su tiempo para que puedas hablar con él y desahogarte.

Es importantes que te desahogues de todas tus frustraciones, te sientas un poco mejor y te centres en buscar una solución.

  1. Ponte metas.

Sé que en algunos trabajos es complicado y que el ambiente laboral no es el mejor, pero al menos inténtalo.

Plantéate metas a corto, mediano y largo plazo

Tus metas a corto plazo puede ser una meta diaria, como por ejemplo buscar el lado positivo de tu trabajo.

Tener una mejor relación con tus compañeros, obtener mejores resultados en tu trabajo, etc.

Tus metas a medio o largo plazo pueden ser plantearte buscar un nuevo trabajo, conseguir un ascenso, emprender en tu propio negocio.

Detente un momento y pon tus ideas y aspiraciones en orden.

No tomes ninguna decisión presurosa pero siempre ten tus objetivos en la mira.

Y recuerda siempre tener una actitud de agradecimiento, que es la mejor manera de aspirar un mejor futuro.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Enlaces Patrocinados

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.