Por qué es importante decir algunas veces ¡No!

0 73
Anuncio

Para muchos la palabra NO es muy difícil de pronunciar, aunque en muchos casos es necesario decirla.

La razón es sencillamente porque al decir NO, nos sentimos egoístas, con sentimientos de culpa y hasta con vergüenza.

Cuando nos negamos a hacer algo porque realmente no podemos, evitamos que los demás piensen mal de nosotros.

Muchas veces decir sí es más fácil, pero un sí puede perjudicarnos mucho, sobre todo si lo decimos sólo por quedar bien sin analizar las consecuencias.

Tus prioridades son primero

Cuando das un “sí” en vez de un “no” estás regalando un pedazo de tu tiempo. Sedes el control.

Además dejas que tus necesidades sean menos importantes que la de los demás.

Y para aclarar me refiero a esos “sí” forzosos que desplazan lo que estás haciendo y tus prioridades.

Si tienes tiempo libre y deseas hacerle un favor a alguien adelante, ayudar a los demás es de buenas personas.

Pero cuando tomas responsabilidades de otros y dejas atrás las tuyas, le faltas el respeto a tus propias necesidades.

Las decisiones apresuradas traen resultados negativos, si eres una persona que dice sí a todo, muchos se aprovecharán de ti.

No decir si causa estrés

Los beneficios de decir ¡NO!

El estrés

Decir “si” cuando en verdad quieres decir “no” te causará estrés inmediatamente. Tu mente acepta algo que está negada a hacer.

También te produce ansiedad, tensión y puede provocarte insomnio debido a la preocupación por lo que has aceptado.

Así que al decir “no” te estarás liberando de esa tensión y tu mente y cuerpo te lo agradecerán.

Te deshaces de personas tóxicas

Esas personas que se aprovechan de los demás sin importarle nada, sólo buscan beneficios en otros pero nunca dan nada a cambio.

Las personas tóxicas quieren siempre que coloques sus prioridades antes que las tuyas.

A demás de esto siempre se quejan, son irresponsables, chismosos y tratarán de manipularte para que hagas lo que ellos deseen.

Anuncio

No ahorrar tiempo

Ahorras tiempo importante

El tiempo es incontrolable, no podemos hacer nada para que se detenga, pero lo que sí podemos hacer es administrarlo bien.

No permitas que otros decidan cuáles son tus obligaciones o que se entrometan en tu agenda y la usen a su favor.

Si haces eso entonces estás regalando tiempo valioso, es necesario que cubras tus necesidades.

De esta manera te enfocas en que tus metas se cumplan, y si te sobra un tiempo extra perfecto, puedes optar por ayudar a otros.

Evitas el desgaste físico

Realizando las tareas de los demás aunadas con las tuyas consume parte de tu energía.

Debes invertir tu energía en realizar un trabajo excelente, ahorrar energía te hará sentir bien y más productivo.

No disfruta de la vida

Disfrutas más de la vida

Decir “No” te hará la vida más fácil ya que le estás diciendo “no” a las cosas que te traen agotamiento.

Estarás cumpliendo con tus responsabilidades y tendrás tiempo para la familia y otras actividades.

Al decir “no” estarás diciéndote a ti “si”, sí a ser feliz y a no vivir por los demás, sí a dejar de hacer el trabajo de otros y sí a tomar buenas decisiones.

Es tiempo de que cada quien asuman su rol, tú encárgate de tu vida y de ser una persona comprometida con sus prioridades.

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.