Responsabilidad: tu forma de prosperar

0 47

Cuando se asume un compromiso, hay que cumplir con él.

Parte de las reglas de vida que te ayudan a ser próspero, también es cumplir con tu responsabilidad.

Cuando se asume un compromiso, hay que cumplir con él.

En este punto, tiene que ver la honestidad y la integridad como persona.

La responsabilidad no es solo una cualidad que te califica como alguien que cumple, sino que su nivel radica en el “cómo cumples” con tus compromisos.

Para ser responsable, hay que entender como valor personal, que un compromiso es algo sagrado, ineludible.

Pero existen por supuesto los límites en el cumplimiento de esa responsabilidad.

Por eso, antes de asumir un encargo, analízate y establece tu capacidad de responder por tal cosa.

Porque al no cumplirlo el orden personal también se afectará y habrá un desequilibrio entre lo que no se cumplió.

Y posiblemente se transforme en una deuda quizás impagable o que en un futuro habrá que honrar y con creces.

responsabilidad para prosperar

¿Cómo ser responsable?

Además de pensar primero en lo que puedes cumplir antes de asumirlo, también hay muchas cosas de la vida cotidiana, que implican una responsabilidad.

Desde el propio cuerpo, empiezan las responsabilidades en el mismo momento que se tiene uso de razón.

Aprender a cumplir las responsabilidades consigo mismo, la higiene personal por ejemplo es responsabilidad única de cada persona.

En el hogar, las primeras responsabilidades de un ser, después del ordenar su hábitat, sus enseres, su ropa, calzados, la limpieza, son las tareas de colaboración con el resto de la familia.

Ten en cuenta que para ser próspero, debes comenzar desde dentro.

Si ensuciaste: limpia, si tiraste algo: recógelo, si dañaste algo: arréglalo, si perdiste una cosa: debes reponerla.

Lo que uses, ponlo en su lugar, lo que no es tuyo, no lo tomes. Eso es responsabilidad.

La responsabilidad forma parte fundamental de los elementos necesarios para ser próspero.

Responsabilidades cotidianas

Cada persona tiene una función no solo en el hogar, sino en la sociedad.

En el trabajo, cada uno de los empleados tiene una responsabilidad, que hará a la empresa funcionar como un engranaje.

Pero es en cada persona donde se fundamenta ese compromiso.

Al conocer  tus funciones inherentes en cargo que desempeñas, ya estarás creando tu responsabilidad.

Ninguna persona desarrolla una habilidad simplemente mirando a otros hacer las cosas por ella. Solo se aprende cuando se experimenta personalmente.

Lo mismo ocurre con la responsabilidad. Es una habilidad que debes ejercitarla para dominarla.

Recomendaciones para asumir tu responsabilidad

Conoce tus funciones, tus atribuciones, revisa los compromisos que has adquirido y responde por ellos, cumple a cabalidad tus tareas y también de esta manera tendrás orden en tu vida y serás próspero. Sé responsable.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Enlaces Patrocinados

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.