Francia en emergencia económica y social

0 44

El presidente de Francia, Emmanuel Macron anunció este lunes una situación de emergencia económica y social.

Todo esto en medio de una situación de protestas en contra el Gobierno francés por parte de los llamados «chalecos amarillos».

En alocución dirigida al país, anunció una serie de medidas económicas.

En primer lugar,  aumentar en 100 euros el salario mínimo actualmente en 1.498.

Seguidamente, disminuir impuestos a pensionados y trabajadores.

Asimismo, los jubilados que ganen menos de dos mil euros mensuales no tendrán obligación de pagar la Contribución Social Generalizada. 

También entregará bonificaciones de fin de año exentas de gravámenes, lo que corresponderá igualmente a las horas extras trabajadas.

Las medidas buscan aplacar la crisis generada por las protestas de los «chalecos amarillos» que lleva cuatro semanas.

 Dichas protestas han sido en respuesta al alza del costo de combustible.

Con de mandas como la reducción de impuestos y el acceso igualitario a la seguridad social.

Francia en crisis

 También exigen respeto a los derechos de los trabajadores, finalizar la política de austeridad y protección a los migrantes.

 Por este motivo, en su mensaje, Macron admitió que la insatisfacción popular está justificada.

Y seguidamente pidió a empresarios su máxima cooperación.

Sin embargo, rechazó restablecer el impuesto a la fortuna que había eliminado y por lo que ha sido catalogado como:

 “El presidente de los ricos”.

«UN NUEVO PACTO SOCIAL»

Al margen de estas medidas de «emergencia económica y social», ha considerado necesario alcanzar «un nuevo contrato» social para Francia.

Con este objetivo ha convocado a todos los agentes políticos, económicos y sociales a «una reflexión profunda”.

Macron ha abogado por «un equilibrio en la fiscalia para permitir la justicia y la eficacia» del sistema.

«Necesitamos que nuestras grandes empresas y nuestros ciudadanos con más posibilidades apoyen a los demás», ha sostenido.

El líder europeo se ha atrevido incluso a proponer una revisión de «la organización del Estado», «demasiado centralizado desde hace décadas» en París.

De esta manera cuestionando una de las señas de identidad de Francia: el centralismo.

«MOMENTO HISTÓRICO»

Macron se ha mostrado consciente de que son cambios importantes, pero ha esgrimido que Francia vive «un momento histórico». 

 «No retomaremos el curso normal de nuestras vidas sin que hayamos entendido lo que ocurre, sin cambiar nada», ha afirmado.

Al mismo tiempo ha expresado su confianza en que desde la unidad, el respeto y el diálogo el país saldrá con éxito de esta catarsis.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Enlaces Patrocinados

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.