Conoce el abecé del Colesterol.

0 46
Anuncio

En este artículo te explicaremos el abecé del colesterol: qué es, cuál es la diferencia entre el «bueno» y el «malo» y cómo mantenerlo en sus niveles adecuados

Las estadística señalan que alrededor del 50% de la población presenta niveles elevados de colesterol, lo que significa que la mitad de las personas pueden estar poniendo en riesgo su corazón.

Mantener bajo vigilancia los niveles de colesterol y mantener la hipercolesterolemia a raya es algo fundamental para evitar uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

¿Que es?

El colesterol es una sustancia grasa natural imprescindible para nuestro cuerpo, este forma parte de las membranas de las células y corresponde a un componente básico de algunas hormonas, además de ser precursor de la vitamina D.

Su límite recomendado esta en colesterol total por encima de 190 mg/dl y LDL por encima de 115 mg/dl en la población general.

Cuando se elevan estos niveles se puede acumular en las arterias y aumentar las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón. Por ello es importante cuidar sus niveles.

¿Cual es la diferencias entre el colesterol «bueno» y el «malo»?

Cuando se habla de «colesterol» nos referirnos tanto al LDL, comúnmente conocido como colesterol «malo», como al HDL, más conocido como colesterol «bueno».

Distinguirlos y saber qué niveles de cada uno de ellos son los adecuados es lo principal que debemos saber para así poder controlarlos.

Cuando el LDL (Colesterol malo) está aumentado, se deposita en las arterias y las puede obstruir», Es por eso que hay que trabajar en tener el colesterol LDL lo más bajo posible, lo normal esta por debajo de 110 mg/dl, o incluso más bajo si se trata de un paciente con enfermedad de las arterias.

Por otra parte, el HDL (Colesterol bueno) es el que evita que el colesterol «malo» se deposite en las arterias, ya que este, entre otras funciones, limpia las arterias.

Lo conveniente es entonces, tener el HDL cuanto más alto mejor. En hombres por encima de 45 mg/dl y en mujeres, por encima de 55 mg/dl.

¿Cómo mantener el colesterol a raya?

Ya conocidos los valores ideales del colesterol, el siguiente paso seria acercarnos lo mas posible a ellos de manera que evitemos poner nuestra salud cardiovascular en riesgo.

Es importante saber que aunque una parte considerable lo produce el hígado, existe otra que se obtiene a través de los alimentos que ingerimos. Por ello, seguir una dieta adecuada es clave fundamental para evitar niveles de colesterol altos.

Anuncio

Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio físico de manera regular son indispensables para controlarlo. Según especialistas, lo ideal es incluir el ejercicio físico en la rutina diaria, realizando un ejercicio agradable y que le guste a la persona que lo hace.

Cualquier tipo de ejercicio físico es bueno para equilibrar los niveles.

Para las personas que no están muy habituadas a los ejercicios, lo mejor y más sencillo es caminar durante 45 o 60 minutos a un paso cómodo, al menos cuatro veces por semana.

No obstante, dependiendo de los niveles de colesterol LDL y de si existen otros factores de riesgo cardiovascular o si ya se padece enfermedad cardiovascular, no bastaria con ejercicios y dieta saludable. En estos casos el médico puede decidir comenzar un tratamiento farmacológico.

Los tratamientos mas utilizados, y también más estudiados, para bajar son los farmacos de las estatinas, que además de reducir el colesterol han demostrado disminuir la mortalidad ccardiovascular.

 10 reglas de oro para una dieta saludable

  1. Realiza cinco comidas al día y evitar picar entre horas y siguiendo una dieta variada.
  2. Reducir los alimentos con grasa de origen animal.
  3. En las comidas principales, procura incluir siempre verduras y hortalizas, además de incluir dos o tres raciones de fruta al día.
  4. Consumir a diario cereales preferiblemente integrales y legumbres dos o tres veces a la semana.
  5. Consumir lácteos con menos grasas saturadas.
  6. Ingiere a diario los frutos secos, estos aportan grasas saludables.
  7. Escoge carnes blancas, estas son más bajas en grasas saturadas.
  8. Come más pescado, ya que son ricos en omega 3.
  9. En cuanto a la sal, reduce su consumo a un máximo de cinco gramos diarios para evitar la hipertensión arterial (Ten en cuenta a que en esta cantidad se incluye no solo la sal que añadimos a los alimentos, sino también la que ya contienen estos).
  10. Utiliza aceite de oliva virgen para cocinar, así como para aliñar tus alimentos.
Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.