El engaño de los productos «Light»

0 69
Anuncio

¿Son saludables los productos Light?

hoy te compartimos 3 cosas importantes que debes saber sobre su consumo productos Light

.En estos tiempos se han incrementado las ventas de los productos etiquetados como  “bajo en grasa”, “sin azúcar añadido” o más generalmente “light” o “0%”. A priori, para quien desea consumir menos calorias y por ende adelgazar, consumir esos productos tal parece ser una buena idea. Sin embargo, hoy te traemos tres motivos principales que te haran reflexionar sobre si realmente es o no una buena idea optar por esos alimentos para adelgazar.

  1. Los productos «Light» no siempre tienen menos calorías

En teoría, los fabricantes de dichos productos tienen la autorización de etiquetar los productos como “light” solo si contienen al menos un 30% menos de calorías que el producto normal.

Pero la realidad es que existe muy poco control sobre las infracciones, y de todos modos, los fabricantes suelen usar estos términos para hacer creer al consumidor que el producto es menos calórico, cuando realmente no lo es.

Un ejemplo de esto lo vemos en los productos etiquetados como “sin azúcar añadido”.

Si por curiosidad se detiene a mirar las etiquetas nutricionales de dos productos similares: uno con la mención “sin azúcar añadido”, y el otro normal.

Se dara cuenta que la cantidad de azúcares será muy similar en ambos.

¿Por qué? Simplemente porque muchas veces el producto contiene naturalmente azúcar, y cuando el productor dice que no añade más, es cierto, pero no significa que no haya. Sin embargo nuestro cerebro tiende a leer “sin azúcar” y a olvidarse del matiz “añadido”.

  1. El efecto de lo «Light» en nuestro organismo.

Aunque creamos que porque los productos “light” tengan realmente menos calorías que los productos clásicos, significa que adelgazaremos por el solo hecho de consumirlos, erramos por dos motivos:

Anuncio

– En primer lugar, hay un efecto psicológico que suele ser parcialmente consciente. Al consumir algo menos calórico pensamos que podemos consumir más de ello sin problema.

Pero si el alimento tiene un 30% menos de calorías y consumimos un 50% más, al final ingerimos más calorías. Eso se debe al error de confundir “light” con “sin calorías” y estos no son sinónimos.

– En segundo lugar, hay un efecto fisiológico. Los aditivos que dan un sabor dulce al alimento (como el aspartamo) engañan nuestro organismo, que cree que está consumido azúcar cuando no es el caso. Este “engaño” nos empuja a consumir más alimentos para compensar, y eso tiene como riesgo hacernos engordar.

  1. Los productos “light” podría ser menos sano

Existe un problema fundamental en modificar los alimentos para eliminar las calorías, y  es que las empresas tienen que verse oblugados a sustituir lo que quitan con otros productos,  para mantener el sabor y la consistencia.

Esto puede tener como consecuencia incorporar productos menos sanos, aunque tengan menos aporte calórico. Es muy difícil generalizar sobre esta parte, porque cada alimento es diferente.

Lo único que se puede recomendar es leer con atención la composición de un producto “light” y la de un producto clásico, y estar atento a las diferencias para identificar posibles componentes menos sanos.

 

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.